Pantalla negra después de intentar actualizar Manjaro

Ayer empecé mi día actualizando mi computadora con Manjaro. Todo parecía desarrollarse de manera normal, pero luego tuve problemas para abrir algunos programas. Bueno llegó al punto de que tomé la decisión de reiniciar.

Con el tiempo he aprendido que puedo cancelar una actualización siempre y cuando lo haga durante la descarga de los paquetes ¡Jamás durante la instalación de los mismos!.

La pantalla negra.

Atorado durante el arranque.
Atorado durante el arranque.

Para mi mala fortuna mi computadora no reinició normalmente. Se quedaba en una parte del proceso de arranque y de ahí ni para atrás, ni para adelante.

Ante este tipo de situaciones lo mejor es revisar los foros oficiales de Manjaro, por si hay algún consejo y efectivamente, me encontré una recomendación de parte de Philip Müller en la que indica que la actualización se hiciera por terminal usando el comando pacman.

Lo curioso es que esta recomendación no me sirve de mucho, porque siempre actualizo usando la terminal. Pero también leí que varios amigos habían resuelto el problema reanudando la actualización. Así que manos a la obra.

No tan difunto.

A pesar de que mi equipo estaba atorado en algún punto del arranque no estaba muerto. Pude entrar a una terminal presionando las teclas Ctrl + Alt + F3, luego me pidió mi nombre de usuario y contraseña. ¡Listo! estaba dentro del sistema. Así que todo era cosa de reiniciar la actualización con:

sudo pacman -Syuu

Custom Mirrors.

Luego tuve otro problema, al parecer los servidores de Manjaro estaban muy saturados. Ejecuté manualmente un par de veces el comando:

sudo pacman-mirrors -g

Sin mucho éxito. Iniciaba la actualización, pero en algún punto se perdía la conexión y me tiraba mi trabajo. Estoy acostumbrado a ese tipo de problemas por conexiones pobres. Así que apliqué mi consejo de hacer la descarga de los paquetes con Aria2 y luego me topé con otro consejo muy útil.

Aplicando el comando:

sudo pacman-mirrors -g --interactive

Hace las pruebas a los servidores y al final te permite elegir solo los mejores.

pacman-mirrors -g --interactive
pacman-mirrors -g –interactive

De esa forma pude seleccionar los mirrors con mejor respuesta que para mi sorpresa ¡No estaban en Estados Unidos! (¿Habrá un muro digital?).

De esa forma la descarga de paquetes se realiza en solo los 5 mejores mirrors y no en toda la lista. ¡Genial!.

Una vez terminada la actualización mi equipo arrancó como si no hubiera pasado nada.

He leído algunos comentarios que dicen que este problema es una falta de cuidado de parte de los desarrolladores de Manjaro. Pero les recuerdo que esta es una distro basada en Arch y que es rolling release, por lo tanto, este tipo de problemas se pueden presentar.

Esto no es Debian o Ubuntu. No no señores, Manjaro aunque facilita mucho las cosas no niega sus orígenes y al final de cuentas es para usuarios un poco más experimentados.

Mientras tanto, mi computadora ya va para 4 años con la misma instalación de Manjaro y espero que cumpla muchos más en mi equipo.

Ajustando algunos valores del caché de disco en linux

No es la primera vez que juego con la memoria virtual de linux o swap. Conforme pasa el tiempo mi situación se ve afectada por diversos factores. Por ejemplo, en este año he dejado el entorno Cinnamon por un entorno mucho más ligero, austero pero funcional y que es el entorno elegido por Manjaro como su escritorio principal el famoso XFCE.

El cambio lo hice sin reinstalar el sistema operativo. Eso me incomoda un poco, porque tal parece que he dejado instalados muchos paquetes de Gnome/Cinnamon que están realizando alguna función (al menos eso espero). Me explico, instalar XFCE es sencillo, una instrucción y san se acabó, pero quitar Cinnamon no es tan fácil, porque tendría que desinstalar muchos paquetes y eso genera un conflicto con las dependencias. Así que ahora tengo un sistema XFCE con vestigios de Gnome y Cinnamon.

Eso sí, el sistema es ligero, instalé Compiz para algunas animaciones chulas pero sin abusar. Algunos ajustes por aquí, por allá y después de unas semanas tengo un sistema muy de mi agrado.

La RAM está para usarse.

El problema viene cuando utilizo muchos programas demandantes de memoria. Tengo 8GB en RAM que no es poco, pero cuando inicio una máquina con VirtualBox, abro una aplicación que utiliza JAVA y tengo que editar una imagen en alta resolución con GIMP el sistema empieza a parir chayotes.

Los accesos al disco duro son tan intensos que deja inutilizable el sistema. Eso pasa porque el sistema intenta superar la carga con la memoria virtual.

Anteriormente he intentado Desactivar la partición swap y funciona perfectamente hasta que alcanzo un punto crítico. El sistema no sabe qué hacer y todo se alenta. Supongo que con 16 o 32 GB en RAM el sistema estaría mucho más holgado. Así que he dejado de usar este consejo, siempre tengo activada una partición swap.

Luego está moverle al valor swappiness. De esa forma no evito el uso de la memoria virtual, solo cuando es estrictamente necesario y como último recurso. Lo que se puede observar es una memoria RAM muy ocupada y la swap casi sin utilizar. Pero eso sí, cuando se necesita más memoria el acceso a la swap lo hace con una urgencia endemoniada.

Ajustes finos al caché de disco.

De vez en cuando me doy una vuelta a los foros oficiales de Manjaro para ver qué novedades hay (casi siempre las actualizaciones). Y buscando alguna optimización me encontré con How to reduce swapiness in manjaro linux.

Y me encontré con nuevos ajustes aparte del swapiness:

vm.dirty_ratio = 10
vm.dirty_background_ratio = 5
vm.dirty_expire_centisecs = 2000
vm.dirty_writeback_centisecs = 1000
vm.swappiness = 20
vm.vfs_cache_pressure = 70

Para activarlos solo hay que agregar estos valores en el archivo /etc/sysctl.d/100-manjaro.conf  (si no existe se puede crear) y se activan después de reiniciar el equipo.

Una explicación a estos valores los encontré en el artículo: Better Linux Disk Caching & Performance with vm.dirty_ratio & vm.dirty_background_ratio, que explica todo a profundidad y da algunos consejos.

configuración de manjaro y gestor de tareas | caché de disco
Esta es mi configuración de pruebas inicial.

Para empezar dejé el valor wm.swapiness con un valor de 60  y lo iré ajustando hasta encontrar un valor que me agrade.

Si aplican estos ajustes me gustaría leer sus comentarios. ¡Hasta la próxima!

 

Adiós al Torreón Moderno, bienvenida terminal Río Nazas

Yacen en el suelo los restos del símbolo de la ciudad. Se que el Torreón ya no será el mismo aunque lo vuelvan a armar y rehagan sus partes. Para moverlo lo han dañado irremediablemente.

Nota de El Siglo de Torreón: Caen las últimas piezas del Torreón; decenas protestan.

La escena del crimen - Torreón Moderno
La escena del crimen. Imagen de Carlos Castañon @uncuadros.

El Torreón nos identifica.

Durante muchos años Torreón fue conocida como la tierra del Algodón y de la Uva. Pero con el tiempo, ambos cultivos se fueron alejando de la región.  Todavía se venden pequeñas pacas de algodón como recuerdos de la ciudad, pero son solo eso, un recuerdo de la bonanza y prosperidad.

A lo largo de la ciudad se pueden ver homenajes al símbolo de la ciudad. En construcciones o en miniaturas, en versiones antiguas o modernas. La figura del torreón es motivo de orgullo lagunero.

Torreón y puente
Imagen cortesía de Gerardo Güereca Hernández.

No es algo impuesto, es un homenaje natural, orgánico, popular. No es una figura impuesta por las autoridades, tiene significado y la gente lo respalda, lo reconoce y lo quiere.

Es normal que un símbolo al que se le quiere tanto se le intente proteger. Ya quedan tan pocos monumentos en la ciudad. Algunos fueron recluidos, otros robados. Que bueno que este Torreón Moderno no fue hecho de bronce, porque si no ya hubiera desaparecido desde hace mucho tiempo.

Quiero ser optimista pero…

Quiero ser optimista, es en serio, quiero pensar que el Metrobús será para bien y que traerá enormes beneficios a la ciudad.

También quiero pensar que el Torreón Moderno volverá a dar la bienvenida a todos aquellos que ingresan a la ciudad por el puente plateado. Que le repararán sus partes y así todo parchado logrará erguirse haciendo honor al lema “Ciudad que vence”.

Obras chafas

Las obras prometidas.Pero también me he llevado grandes decepciones, obras de tan cacareada modernidad como el fatal Distribuidor Vial Revolución. El surrealista Metro parque, que a todas luces era una locura quedó reducido a una pequeña área verde. O el Bosque Urbano, en el que no recuerdo (corríjanme si me equivoco) haberle visto agua limpia en sus canales. Son una pequeña lista de buenas intenciones de las autoridades.

No quiero ser mal pensado, pero muchas veces el dinero de estas obras de relumbrón terminan en las campañas políticas. Y casualmente hay elecciones en el estado de Coahuila. No es un secreto que se está contratando deuda pública para hacer obras como el Metrobús y el Teleférico (véase Deuda total del municipio de Torreón) . Si hay dinero que bueno que se invierte en obras, pero si no hay ¿Qué prisa corre?.

La indiferencia.

Se que a muchos les da lo mismo si hay o deja de haber un Torreón Moderno. Este monumento se inauguró el año en el que nací. Ilusamente creí que iba a estar ahí para siempre, pero no fue así. Se suma a una lista de lugares de mis recuerdos que ya no existen como el Cine Princesa, o la Presidencia Municipal (curiosamente para ser una ciudad tan joven ha tenido como tres o cuatro presidencias). O el restaurant Boca del Río al que me llevaban mis padres.

Algunos criticarán el espíritu protector tan vehemente de algunos laguneros hacía un monumento hecho de varilla y concreto. Pero es ese mismo espíritu que salvó al Teatro Isauro Martínez de ser demolido en el año 1975.

Por favor autoridades, no se molesten si queremos proteger un cacharro inservible que es un obstáculo del progreso, después de todo, sólo representa a toda la ciudad y el orgullo de ser lagunero.