Adivina el número en Python

Cuando era niño mis padres me compraron una Commodore 16, leí el manual sobre como conectarla, la prendí y me apareció un mensajito que decía BASIC  🙂 .

Era obvio que no podía hacer mucho con mi nuevo "juguete" sin aprender un poco sobre este lenguaje, así que poco tiempo después también me compraron el libro Basic para Niños.

En el aparecía un robotito llamado Arturo (creo que era por R2D2) que con ingenio y graciosas ilustraciones explicaba los vericuetos del lenguaje.

Basic para niños, Gracias a Miguel Ponce que me hizo el favor de mandarme la foto.

Uno de los programas era Adivina el número, supongo que es un programa muy popular para niños porque me lo acabo de encontrar nuevamente en el libroInvent your own computer games with Python.

Esta es mi versión del mismo programa según como lo recuerdo en aquel libro (aunque la memoria me puede fallar) escrito ahora en Python.

Adivina el número

Parece mentira que un “juguete” haya sido tan influyente en mi vida. Mira Arturo… ¡Ahora en Python!

5 thoughts on “Adivina el número en Python

  1. Al igual que tú, fui un afortunado poseedor de una flamante Commodore 16… y por si fuera poco, ¡yo también tuve ese libro! Me quedé impactado al ver la portada nuevamente 🙂

    ¡Qué tiempos aquellos!

  2. el recordar es vivir, es increible que muchos de nosotros empezamos con la caja de juego de atari ja mi historia un amigo vendia la Commodore 16 a 50 pesos y no me la compro mi mama en la escuela manejaba la trs80 color,asi que basic sabia, mi mama me dicia quitate de esa pantalla de computadora te vas a quedar ciego jeje me dejo de decir eso cuando me dieron mi primer cheque gracias a las computadoras. en fin la Commodore 16 amaba ese juguete porque se conectaba a la tele igual que el atari, y pensar que era feliz con pequeñas formulas matematicas o el dibujo de graficos. pero la verdad esa era la informatica no la porqueria que los jovenes de hoy dicen saber. solo prenden la compu y entran a su face y a chatear y ya saben informatica jaja que diferencia a nuestra generacion, todo un reto y gusto saber lenguajes y aprender lenguajes o comandos para medianamente manejar la caja tonta. en fin la creatividad de antes contra la vanidad de hoy.

  3. Yo tambien sentí cierto deja vu cuando vi la portada del libro. Desafortunadamente mis papás nunca tuvieron dinero para comprarme mi commodore, asi que tuve que practicar un poco en las que tenían en exhibición en Aurrera (incluso los empleados ya me conocían). Ya con el tiempo a un primo “rico” de la familia le compraron la suya y pues como el niño no la iba a aprovechar, me quedé con el manual de basic que traía (de cualquier modo ni lo iba a leer él). En verdad que tiempos aquellos.

¡Me encantaría saber que opinas!

%d bloggers like this: