El tradicional nacimiento

Recuerdo que cuando era niño todos los pequeños nos arremolinábamos alrededor del nacimiento que cada año se colocaba en la sala de mi abuela paterna.

Nos quedábamos las horas viendo las luces parpadear y notando cada uno de los pequeños detalles, jugábamos a localizar al ermitaño, o al diablito, o las piezas más pequeñas perdidas entre el heno y el musgo.

Los 3 reyes magos

Algunas de las piezas eran de nacimientos anteriores, otras eran elaboradas a mano por mi abuelita o mis tías.

En mi natal Jerez Zacatecas la tradición se toma muy en serio, hay incluso cerca del puente que esta a la entrada de la ciudad una villita completa en el frente de una casa con pequeñas casitas de adobe y colinas de tierra, en temporada decembrina se puebla con pastores, borreguitos y luces multicolores.

Mi pingüinita y yo queremos seguir esa tradición de manera más modesta, cada año compramos piezas nuevas a nuestro nacimiento, pero por alguna extraña razón algunas piezas desaparecen, todavía no nos explicamos a donde fueron los 3 reyes magos del año antepasado.

Este año fuimos temprano al mercado navideño que se pone por el centro de Torreón, lamentablemente la inseguridad evita pararse por el centro después de caer la noche. Compramos las piezas que nos gustan, ella eligió unos patitos y yo una fogata de peregrinos. También un corralito con cochinitos creyendo que no teníamos, pero al desempacar Tadaaaaaannn ahí estaban.

Los pollitos

A los dos nos gusta más la tradición de poner un nacimiento que la de colocar un árbolito, nos parece una tradición más mexicana y a los dos nos trae muy buenos recuerdos. Entrar a la casa y oler ese aroma relajante de la gobernadora, acostar al niño, los tamales, la navidad. Mi esposa tiene su niño Dios desde que era niña y ella misma se encarga de tejerle su vestidito.

Por cierto, si ven ustedes unos reyes magos extraviados con cara de “buscando nacimiento”, díganles por favor que los estamos esperando de su viaje.

1 thought on “El tradicional nacimiento

  1. Jejeje, qué cosas, se están yendo a McAllen los reyes con tanta inseguridad 🙂 Me encantó mucho tu post, hubo cosas con las que me identifiqué.

    Un abrazo decembrino, mi querido general.

¡Me encantaría saber que opinas!

%d bloggers like this: