La vuelta de la muerte

Hoy me tocó pasar por una trampa mortal, ¿no me creen? intenten cruzar el Blvd. Torreón Matamoros a la altura del Blvd. Rodríguez Triana (por Plaza Jumbo) y luego me dicen.


Ver mapa más grande

El lugar es una trampa tanto para los automovilistas como para el peatón. No se a que “brillante” funcionario se le ocurrió la genialidad de quitar el semáforo y cerrar el camellón. Supongo que fue para “agilizar” el tráfico, pero caray simplemente dar una vuelta en ese lugar es un reto para cualquier conductor.

Blvd. Torreón Matamoros Cruce de Jumbo Plaza

Intentando cruzar me di cuenta de que tampoco existe ningún puente peatonal, así que los que vamos a pie también nos la tenemos que “rifar” para cruzar el bulevar, aunque con la inseguridad que hay ya estamos curados de espanto.

En el camellón central saqué mi cámara para tomar algunas fotos para ilustrar este artículo, unos segundos después de que la guardé y si apenas alcancé a dar un paso ¡ZAS! a unos cuantos metros de mí un accidente.

El choque

Di unos saltos para atrás tratando de ponerme a salvo porque un tercer auto amenazaba con unirse a la carambola, pero afortunadamente alcanzó a frenar.

No hubo lesionados de gravedad, todo quedó en daños materiales, algunas plantitas mochas y un susto para todos.

No se ustedes, pero creo que el señor de la camioneta no es del todo culpable por el accidente, en el lugar es imperativo poner un semáforo que ponga orden en esa vuelta.

10k Victoria 2010

Tenemos la tradición familiar de asistir cada año al 10k Victoria. Nos levantamos temprano para llevar a varios miembros de la familia al inicio de la carrera en Lerdo.

Este año fue diferente, aunque el entusiasmo de los corredores fue el mismo, me dio la impresión de que la intranquilidad que gobierna la región hizo que disminuyera la asistencia.

En otros años era difícil entrar a la carrera pocos días antes simplemente porque ya no había lugares, esta vez en el mismo día te podías registrar al evento.

Una vez que dejamos a nuestros familiares de inmediato emprendemos el viaje de regreso para esperarlos en la meta que esta en el bosque Venustiano Carranza. Al llegar al Rebollo Acosta se armó un operativo policíaco en el que detuvieron a una persona a bordo de una camioneta blanca.

Inmediatamente nos pusimos en modo de alerta, pero como nos quedamos atorados por un semáforo no tuvimos otra opción que esperar a que cambiara la luz en una tensa calma. Afortunadamente no hubo disparos que si no aquello se hubiera convertido en un caos. Nos retiramos de lugar un poco mosqueados, pero no sorprendidos, lamentablemente los hechos de sangre se están volviendo muy frecuentes en la “Conarca” Lagunera.

Regresando al 10k, se que es complicado coordinar una carrera tan importante, muchos aspectos mejoraron, como la distribución de suministros a los participantes, pero a unos metros antes de llegar a la meta se extrañaron a esas personas que mantienen a raya a los espectadores. Si las personas tuvieran un poco de criterio se darían cuenta de que estorban a los corredores, de eso se podrán dar cuenta en muchas fotos.

Los kenianos son el rival a vencer en el 10k Victoria, año con año ocupan los primeros lugares y es que los canijos no corren ¡vuelan!. Este año fue diferente y el primer lugar se lo llevó un corredor del estado de Zacatecas ¡Felicidades!.

Lo demás es puro folclore, no pueden faltar la parca, los luchadores, los que corren con sus hijos en la carreola, los que llevan al perro, el chapulín colorado, las personas que tienen capacidades diferentes que son un ejemplo de coraje y determinación.

Este año la se hicieron notar las personas con letreros de PAZ, tan necesaria en todo el país, una persona que corrío con una botarga de chango y la persona que escribió en un letrero una serie de quejas, que el año pasado no todos alcanzaron medallas, playeras, etc.

En el momento de la premiación el presidente de Torreón Eduardo Olmos recibió una rechifla general, y es que pasa lo mismo de siempre, prometer no empobrece, cumplir es lo que aniquila.

Con todo terminó bien y se cumplió el objetivo de pasar un buen domingo con la familia.

¿Se ha olvidado la buena ortografía?

Tengo un vago recuerdo en mi memoria, mi maestra de primaria nos dijo a la clase que teníamos a la mano dos instrumentos de referencia para una buena ortografía.

La primera es bastante obvia, el diccionario, ante cualquier duda sería nuestra primer parada de consulta. La segunda que mencionó mi maestra fueron los periódicos.

Simplemente el otro día mientras hojeaba el periódico, me di cuenta de dos errores en la misma edición. Simplemente ahí estaban, no era mi intención buscarlos, aunque este era demasiado obvio.

Ejemplo de un typo.

Este al menos un error que a cualquiera le puede pasar, solamente afecta a la interesada, de las pocas veces en la vida que puede aparecer tu nombre en la sección de sociales y lo escriben mal.

Pretórica

Este es un poco más complicado de detectar, en sí no es un error, bueno no estoy seguro de que la palabra pretórico exista, de hecho no la encontré en el diccionario. El que redactó la nota supongo que quiso decir plétorico.

La influencia de los medios electrónicos.

Todos lo hemos visto formas alocadas de escribir, en el ahora casi extinto metroflog, en el ahora muy popular facebook, en los mensajes de texto del celular, en toda clase de comentarios en sitios web.

Podría decirse que los más jóvenes son los que escriben de esta forma distorsionada, pero también los grandes escriben con una ortografía que realmente asusta. No digo que yo sea un experto en el tema, pero al menos me tomo cierto tiempo en revisar lo que escribo, utilizo los correctores ortográficos y envío mis comentarios con cierta confianza.

No estoy en contra de ciertas formas de sKriVir(sic), entiendo que algunas veces es por moda, otras veces es por economía de letras, cada quien tiene el derecho de redactar como quiera o como pueda. Solo creo que el mensaje se distorsiona y le añade un nivel de complejidad que es realmente innecesario.

A mi en lo personal me da mucha flojera descifrar este tipo de mensajes. Simplemente me los brinco y no los leo. Es por eso mismo que uso pidgin para mis comunicaciones con el messenger, elimina todos esos emoticones animados que seamos sinceros, no aportan nada y si me llegan a parecer muy molestos.

Ignorancia o indiferencia.

Existe una gran diferencia entre no saber como se escriben correctamente las palabras y que no nos importe en absoluto. El primero es un problema de educación. No se le puede exigir a una persona que apenas sabe leer y escribir que tenga una buena ortografía.

Un caso muy distinto es que un medio impreso importante como un periódico no tenga el cuidado de revisar la redacción de las notas que publica. En esta caso la indiferencia sale a la luz, porque en otros tiempos, cuando se publicaba algún error era frecuente ver la fé de erratas ya sea a manera de disculpa o para corregir algún dato. ¿Cúando fue la última vez que vieron una?.

Cuando escribir bien realmente importa.

En algunas ocasiones me ha tocado ver como doctores en medicina tienen una ortografía que bueno, mi imaginación los hace los protagonistas de aquel programa de televisión que aparece los domingos y que te hacen literalmente declarar que un niño de primaria sabe más. La salud es un tema serio y con esas redacciones te ponen a considerar si realmente estudiaron o compraron el título.

Cuando ves un currículum vítae y encuentras errores te hace dudar de la calidad de estudios del solicitante. Cuando lees un periódico y ves que usan palabras que no existen te hacen pensar si realmente ponen esmero en sus notas, si realmente investigan lo que publican, su credibilidad como un medio serio se ve afectada.

Todo este artículo viene, porque el otro día platicando con mis hermanos salió como tema de plática el hecho de que mi tía les regresaba sus cartas con pequeños círculos encerrando sus faltas de ortografía.

P.D. Si encuentra alguna palabra mal escrita en este artículo, por favor, deje un comentario al respecto 🙂