La oportunidad detrás del apagón analógico

el apagón analógico

El día de hoy fue el apagón analógico en el lugar donde vivo. Muchos televisores viejos dejaron de mostrar imágenes en la pantalla, no porque dejarán de funcionar o presentaran algún desperfecto noooo, encienden y apagan bien, solo que ya no transmiten la señal que los hacía funcionar. Y al ver esta situación me puse a pensar …

Nos están haciendo un favor !!!

Siendo realistas, la televisión abierta actual es una basura, realmente hay muy pocos canales con un contenido medianamente adecuado. La televisión está saturada de comerciales sobre medicamentos, mensajes políticos, programas de edecanes huecas con poca ropa, telenovelas refritas y noticias manipuladas. En las pocas veces que revisado la programación, me encuentro cambie y cambie el canal porque no hay nada bueno. Otras veces se me olvida que programa estaba viendo de tanto comercial que ha pasado. Continuar leyendo “La oportunidad detrás del apagón analógico”

El futuro de las salas de cine

Cinemex Platino Mexico VIP

Desde que tengo uso de razón he sido un fanático del cine, mi mamá nos llevaba al matiné de los domingos cuando todavía era posible ver dos películas por un boleto y era una salida de casa que disfrutaba mucho.

Pero los tiempos han cambiado, la tecnología cambia las cosas y revoluciona la industria del cine ofreciendo nuevos tipos de experiencias al público que asiste a una función de cine, una de ellas son las salas VIP en Cinépolis (en Cinemex son las salas Platino). Continuar leyendo “El futuro de las salas de cine”

El cubo de Rubik

Hace muchos años, cuando era niño, fuimos a recoger a mi abuelita (q.e.p.d) al aeropuerto de Guadalajara. Regresaba de un largo viaje a Estados Unidos y teníamos mucho tiempo sin verla, así que el encuentro fue muy emotivo. De regalo me dio un pequeño cubo de Rubik.

Lo dejé en una mesa del hotel, en mi mente infantil creí que íbamos a regresar, no que ya nos retirábamos para no volver. Y ese fue mi primer y fugaz contacto con el cubo.

No pasó mucho tiempo para que fuera el juguete más popular en mi escuela primaria. Empecé a ver cubos en todas partes y yo recordaba aquel que dejé olvidado. Intenté armarlo varias veces, pero al no tener uno propio no podía practicar lo suficiente además de que carecía de un método para resolverlo.

Veía acaloradas discusiones de mis compañeros sobre los movimientos que se tenían que hacer y como se repetían una y otra vez los movimientos, pero ahora que lo pienso, no recuerdo ninguno que lo haya resuelto. Claro que no falta el desesperado que arrancaba las calcomanías y las volvía a colocar en orden, o aquel que desarmaba el cubo para volverlo a armar, pero eso deja evidencias y las trampas eran más que evidentes.

Han pasado más de 30 años y al fin puedo decir que lo he logrado. Al fin pude resolver el cubo de Rubik, aunque aún tengo la sensación de haberlo logrado como el burro que tocó la flauta, aunque eso es lo de menos estaba resuelto.

El cubo de rubik solucionado
Y después de todos estos años ¡Al fin!

Pero mi inquietud no termina ahí, ahora tengo que razonar y memorizar los movimientos. Con soltura armo un nivel y estoy practicando el segundo, si me equivoco, vuelvo a empezar, de esa manera repaso constantemente los pasos iniciales y mejoro mi tiempo.

Con el cubo pasa algo curioso, pueden pasar dos cosas, que no te importe encontrar una solución o que te obsesiones con encontrarla. Cuando niño no me importaba mucho solucionarlo y como muchos opté por la ruta del mínimo esfuerzo. Pero la mente es caprichosa, nuevamente apareció el cubo en mi vida y en honor a aquel regalo que me dió alguien que aprecio profundamente me he empeñado en solucionarlo. Espero que algún día pueda llegar con mi abuelita y decirle ¿Se acuerda de aquel cubo que me regaló? 🙂

P.D. Si quieren resolverlo les recomiendo la página TheCube.guru es la que más me gustó y explica muy bien con imágenes y videos cada uno de los pasos de la solución.

 

Redescubriendo la pluma fuente

Pluma fuente desechable

No se ustedes, pero a mi durante la primaria me enseñaron a escribir con la letra de molde, y así fue durante los primeros cinco años de mi instrucción, pero al llegar a sexto, una maestra adjunta nos quiso enseñar la letra manuscrita con algunas clases de caligrafía. Rellené varias hojas de mi cuaderno haciendo ejercicios para "soltar la mano" haciendo círculos y figuras repetitivas lo que provocó que mi letra se deformará a tal grado que actualmente parece de doctor.

Escribiendo garabatos cursé la secundaria, la preparatoria y la carrera sin preocuparme mucho por mejorar mi letra. Y para colmo de males, ahora escribo muy poco a mano, todo lo hago con el teclado de la computadora y redactar una nota en papel da como resultado un papiro digno de un escribano egipcio, vamos, a veces ni yo las entiendo.

Hace mucho tiempo compré una pluma fuente que aún conservo, pero con el paso del tiempo se secó la tinta del depósito (y de otros lados) y estoy intentando regresarla a la vida.

Fui a una papelería cercana preguntando si había alguna especie de repuestos para este tipos de plumas y el dependiente se me quedó viendo con cara de ¡Whaaaaaat!.

En un mundo donde todo es desechable, me ofreció precisamente eso, una pluma fuente desechable !!!.

Así que aquí me tienen, redescubriendo la pluma fuente y es curioso porque, acostumbrado a escribir rápidamente con una pluma convencional el diseño de la pluma fuente te obliga a ir un poco más despacio, incluso a no presionar mucho la punta en el papel y eso me gusta.

No engaño a nadie, mi letra sigue siendo igual de horrorosa, pero ahora me tomo un poco más de tiempo al momento de hacer los trazos, es como si dibujara las letras en lugar de escribirlas.

Al igual que muchas personas, tengo cierta obsesión con las plumas, no me gusta perderlas, no las presto (pero si tengo algunas para cuando tengo que hacerlo) y me da cierto gusto cuando se terminan.

Se que este artículo no es muy tecnológico, pero en estos tiempos donde todo se mueve a gran velocidad me da gusto volver a lo básico, así que no me despido, solo diré …

hasta luego

El hombre completo

los dedos de la mano

 

El sábado pasado me dieron ganas de ver Ahí viene Martín Corona una película de 1952 dirigida por Miguel Zacarías y protagonizada por Pedro Infante y Sara Montiel.

No hace mucho era común ver las películas de Pedro Infante en la televisión los fines de semana, pero por alguna razón ya no lo hacen.

Estaba con mi hijo y con mis sobrinos viendo la televisión cuando llegó la escena que para mi gusto hace que valga la pena la película completa, ese momento en el que el personaje del “Piporro” le explica al joven Martín Corona el significado de los dedos de la mano.

El hombre completo es aquel que sabe para que Dios le dió las manos…

Con la mano derecha que son los valores no tengo mayor problema

  • Religión
  • Patria
  • Familia
  • Honor
  • Trabajo

Mis problemas existenciales comienzan con las habilidades de la mano izquierda.

  • La pistola
  • El caballo
  • La baraja
  • La copa
  • La guitarra

Estos valores eran perfectamente válidos en el México rural de aquellos años, pero creo que ya necesitan una actualización.

Por ejemplo, la pistola. En lo personal solamente una vez he disparado un arma, se lo básico y las medidas de seguridad pertinentes al caso, pero no tengo un arma de fuego. Como cualquier hombre me gustan las armas, frecuentemente veo en la televisión programas como “Aficionados a las armas” o “Productores de armas”, pero me gustan por la ingeniería de los artefactos y por la precisión que requieren.

Pero de eso a tener un arma en casa es otra historia, como diría mi abuelita, las armas las carga el diablo. Entonces ¿Cómo actualizamos esta habilidad? se me ocurre que se puede cambiar por Krav Maga, Taekwondo, box o algún arte marcial, creo que sería algo bueno para los niños, les da confianza y seguridad, no para pelearse, para defenderse.

Todos tenemos un caballo en casa ¿no?¿nadie?¿usted el que levantó la mano? mmm creo que solo se estaba estirando. Se me ocurren dos enfoques para sustituir al caballo, uno puede ser una mascota que puede ser un perrito pero no como un “juguete” sino como una responsabilidad, hacerse cargo de él, entrenarlo y convertirse en un compañero de juego.

El otro enfoque que me viene a la mente es aprender a manejar, pero conducir bien, no como acostumbran en el lugar donde vivo que parece que todo el mundo tiene prisa como si fueran a apagar un incendio ¿Y la Cheyenne apá?.

Curiosamente tanto la copa como la guitarra siguen siendo perfectamente válidos en nuestros días. Me atrevería a decir que la copa es un tema urgente, los jóvenes simplemente no saben cuando dejar de tomar y en el mejor de los casos andan haciendo “papelitos” en las calles cuando no están arriesgando sus vidas al combinar el alcohol con el volante.

Tengo un problema con la baraja, ¿la cambiaremos por el equisbox o el plaistation? ¿Ajedrez?, realmente estoy en blanco, no se me ocurre algún sustituto moderno, se aceptan sugerencias 🙂

Otro problema que tengo es que las habilidades de la mano izquierda son para hombres ¿Se les ocurre alguna lista para mujeres?. Aunque en estos tiempos de igualdad de género no se si es un detalle como para preocuparse, aunque no esta de más que una mujer sepa cocinar, digo, es una buena habilidad y muy sabrosa.

Si quieren ver la película esta disponible en Youtube, si quieren ver específicamente la escena que les comento, pueden brincarse al minuto 3.