El sistema de puntos de Soriana

Ahora que estuve de vacaciones me di cuenta de algo, salir a hacer el mandado en Jerez es mucho más económico que ir a la Soriana.

Surtir la despensa en Jerez es como visitar el Callejón Alley de Harry Potter, los domingos los comerciantes se reúnen en una calle a la que llamamos del tianguis y ahí encuentras prácticamente de todo, frutas, verduras, todo a muy buenos precios.

Tengo la idea de que en estos lugares se va a comprar lo que uno necesita, no te asaltan constantemente promotoras ofreciendo sus productos, no te inundan con promociones chafas o con sistemas de puntos confusos.

También hay negocios bien acreditados en donde consigues las tres B (Bueno, Bonito y Barato) así que no le buscas más y te vuelves un cliente frecuente de esos establecimientos.

En Soriana gastas más de 500 pesos, sales con un puñado de cosas, revisas y revisas el ticket, sabes que la suma esta bien, pero simplemente no te alcanza el dinero.

Hoy me llegó este correo que explica como es la mecánica del sistema de puntos, lamentablemente desconozco el autor del mismo pero eso no evita que sea muy interesante:

Esa es la pregunta que plantean a manera de slogan los anuncios de la cadena de supermercados Soriana. La verdad es que pocas veces veo tanta falta de respeto por la clientela y tanto cinismo. Y eso que están en su campaña de “aprecio por ti”. Yo tengo la respuesta para esa pregunta: Mejor que gratis… es un poco de respeto por la clientela y no querer verle la cara.

Desde que Soriana lanzó al mercado su tarjeta de puntos yo mencioné las desventajas del mismo. Incluso lo califiqué como un “engaño”, calificativo que sigo sosteniendo.

Los esquemas de puntos no son nuevos y varias empresas de diferentes tipos los utilizan. Lo mismo grandes almacenes, que emisores de tarjetas de crédito, desde hace mucho. Pero ninguno -que yo sepa- ha esgrimido la palabra “gratis” o “descuento” con tanto desprecio hacia el cliente, al referirse al canje de los puntos.

Por ejemplo, Bancomer, en sus catálogos de productos te menciona el precio a pagar en pesos por un producto, o el equivalente en puntos. Todo está claro (incluso lo caro que salen esos productos). Lo mismo con el esquema de puntos de Liverpool, El Palacio de Hierro y similares. Estos programas de puntos consisten en acreditarte un pequeño porcentaje de tu compra en una tarjeta mediante una equivalencia entre puntos y pesos.

Soriana utiliza una equivalencia de 8:1 (ocho pesos pagados = 1 punto). Esto significa que te dan el 12.50% de tu monto pagado en puntos. Si tu nota a pagar es de 10,000 pesos, te acreditan 1,250 puntos. Esto lo publican ellos mismos aqui:

http://www1.soriana.com/default.asp?P=6837

Una primer desventaja de este esquema es que en realidad sería preferible el descuento directo: sería mejor que te dieran por ejemplo un 10% de descuento, que te hubieran cobrado 9,000 pesos en vez de 10,000. De esa manera te quedarías con 1,000 pesos en la bolsa que podrías usar donde desearas: en la gasolinería, en un restaurant, en el cine o en cualquier otra tienda. Entonces aquí la ventaja es para Soriana, no para ti. Soriana se queda con tus 1,000 pesos y aún no te ha dado nada por ellos, sino hasta que uses tus puntos. Si tomamos un descuento del 10% como el promedio de un monto de descuento común o aceptable, tenemos que cada punto equivale a 80 centavos de peso.

Esto considerando que en vez de descontarme 1,000 de mi ticket de 10,000 me cobran los 10,000 pero me dan 1,250 puntos.

Y la segunda desventaja, está en el engaño que hacen al canjear tus puntos. El engaño está ya sea al decirte que te dan “productos gratis”, o que te dan “descuento” al pagar con tus puntos.

Veamos el caso de “productos gratis”: la publicidad dice “hoy todas las frutas y verduras son gratis con tus puntos!”. Mmm, ¿gratis? Tú ya pagaste dinero real por cada uno de esos puntos (lo no descontado vía descuento directo). Además, como se maneja una equivalencia arbitraria y distinta cada vez y para cada producto, uno no tiene conciencia del valor de cada punto. Entonces la “gratuidad” consiste en lo siguiente: por ejemplo, el kilo de papa te lo llevas “gratis” pero descontando 40 puntos de tu tarjeta. Mmm, el kilo de papa en pesos vale 12 pesos, y al descontarte 40 puntos, si hacemos cuentas, resulta que el kilo de papa te lo cobraron a (40 x 0.80) 32 pesos, esto es, casi el triple del precio si simplemente lo hubieras pagado con pesos normales.

Veamos ahora el caso de “descuento”: Te ofrecen “la exclusiva colección de sábanas Royale Kingston tamaño matrimonial cuyo precio regular es de 799.95 pesos, por sólo 299.95 con 149 puntos” (ver). Actualización 22 oct: (Ya cambiaron la promo, ya no ponen el precio de lista y ya bajaron el monto en puntos). Mmm, ¿descuento? Tú ya pagaste dinero real también por cada uno de esos puntos. En este caso el “descuento” consiste en lo siguiente:

  • Precio con 40 puntos: $299.95
  • Precio con 190 puntos: $249.95
  • “Ahorro” obtenido: $50.00

Eso quiere decir que te “descuentan” 50 pesos más a cambio de 150 puntos adicionales. Por regla de tres simple resulta que los puntos que tendrían valor equivalente promedio de 80 centavos de peso te los están comprando (50/150) ¡a 33 centavos de peso! O sea que te devaluaron tus puntos un 59%. O visto de otra manera, si por cada punto pagaste 0.80 pesos, estás pagando (.8 x 150) 120 pesos en puntos más los 249.95 pesos en efectivo. ¡Terminas pagando un total de 369.95 pesos! O sea que entre más puntos canjeas ¡más caro te sale el producto! ¿¿Eso es “aprecio por ti”??

¿Ya viste el ENGAÑO?

Y luego si consideras que de tiempo en tiempo los puntos no utilizados se vencen y desaparecen, tienes claro y completo el cuadro de engaño y falta de respeto por ti, cliente de Soriana.

En resumen, los puntos de Soriana sirven para lo siguiente:

  • Para que lo que antes eran promociones (20% de descuento, 2 x 1, etc) y significaban un apoyo real a tu economía al salir realmente con más dinero en la bolsa al hacer tus compras, ahora sea convertido en una forma de cobrarte dinero por adelantado por productos que aún no te dan.
  • Para que ese dinero ya no lo puedas usar en ningún otro lado más que en Soriana.
  • Para que cuando cambies tus puntos y realmente recibas productos por ellos resulte que los pagas más caros que su precio regular.
  • Para que el tiempo transcurrido entre que obtuviste los puntos y los canjeaste por productos, Soriana jinetee ese dinero que te cobraron y convirtieron en puntos.
  • Para robarte el dinero que te cobraron y convirtieron en puntos, al cancelar los puntos no canjeados en una cierta fecha.

Por algo dice el dicho: “las cuentas claras”… A mi parecer el programa de puntos de Soriana es una tomada de pelo, es un abuso a su clientela, es mostrar “desprecio por ti”.

Independientemente de lo dicho por este análisis, lo cierto es que el dinero rinde más en el tianguis que en Soriana, aunque no me regalen puntos y eso es lo que cuenta.

Memorias de Pancho Villa

Cuando era niño y gracias a las narraciones del Dr. Manuel Terán Lira me formé la noción del héroe revolucionario de Francisco Villa.

Durante mucho tiempo me aficione a su figura, incluso visité en varias ocasiones el museo que se encuentra a la entrada de Torreón en donde terminaba el puente anaranjado, edificio que denota en su fachada los impactos de bala que hizo la Divisón del Norte durante la Toma de esta ciudad.

Paso mucho tiempo y ahora ha llegado a mis manos un libro, Memorias de Pancho Villa, un texto de lenguaje simple plagado de partes de guerra que narra las peripecias de un hombre perseguido por la ley para luego convertirse en general de la revolución.

El libro es una edición de 1968 del cual solo se imprimieron 2000 ejemplares, incluso están foliados y el que tengo en mis manos es el número 1957.

En él he sido testigo de sus angustias por las constantes persecuciones y como gracias a su conocimiento de la sierra de Durango lo hacían fuerte en el momento de huir de sus perseguidores.

Como ya convertido en forajido se separa de su grupo por no estar de acuerdo en el proceder de sus compañeros, mataron a un viejo que no les quiso entregar el pan que llevaba – No era necesario matarlo para obtenerlo – les dijo.

Cuando quiso regresar al buen camino trabajando como minero, una piedra le cayó en un pie hiriéndolo con tan mala fortuna que estuvo a punto de perderlo debido a la gangrena que le aquejaba.

De como Victoriano Huerta lo mando fusilar y estuvo tan cerca de morir que incluso repartió sus pertenencias al pelotón de fusilamiento.

Como poco a poco se convirtió en un líder militar, hasta convertirse en la envidia de varios militares de carrera carentes de valor.

Leyendo este libro me enteré de como después de tomar Torreón e iniciar la batalla de Chihuahua, no para ganarla sino para arrinconar a las tropas Orozquistas que se quedaron en ese lugar creyendo que Villa los atacaba, para finalmente rodearlos y tomar sin mayores problemas tomar Ciudad Juárez.

Son historias que no nos enseñan en las clases de historia de la primaria, y que al leerlas casi como si mi General Villa las contara, me doy cuenta del porque la gente lo seguía.

Ahora estoy intentando conseguir la película Así era Pancho Villa de Ismael Rodriguez y en el que Pedro Armendáriz interpreta a Pancho Villa. Se que se saco una edición en DVD, si alguien la ve, por favor no dude en avisarme.

Lo mejor del PatasWare, El SUA

folleto del sua

Quiero nominar al SUA como lo mejor del Patasware ( o sea software hecho con las patas ) del 2006 , se que apenas estamos en Febrero pero dudo que cualquier otro programa le gané ( a lo mejor el windows vista 😉 ).

Quiero compartir con ustedes la noticia de que el nuevo SUA ahora es Multitarea !!!!!, Woooow, eso si que es una ventaja, yo no sabia que el SUA era un sistema operativo y que por lo tanto ofrecía esta característica.

Folleto del SUA

No solo eso, también cuenta con opciones de seguridad impresionantes, por ejemplo viene con su propio crackeador de contraseñas.

Extrema seguridad

No vaya a ser que por algún descuido se nos olvide y no podamos cumplir con nuestras obligaciones, aunque con esta herramienta le veo poco sentido a “proteger” el acceso al programa.

Por cierto he logrado tener acceso a la estructura de la base de datos del SUA que esta en un archivo .mdb , que por cierto también esta protegido con contraseña ( una protección muy débil si me permiten decirlo) , con el fin de intentar descubrir porque no importa adecuadamente las incapacidades. Si encuentro el error y la posible solución se los haré saber.

El problema es la elección, Windows, Linux u OSX

windows linux y mac

Aunque suene a dialogo de la película Matrix, en si de eso se trata todas las peleas Windows vs Linux vs OSX.

Independientemente de las ventajas y características técnicas de cada sistema operativo, en esta ocasión voy a escribir sobre algunas reflexiones sobre el problema de elegir un sistema operativo.

Cada cual es libre de elegir el sistema operativo que mejor le agrade

Pero para que esta libertad sea autentica es necesario tener opciones. Linux, Windows y MacOSX, son alternativas reales para los sistemas operativos de las computadoras de hoy.

Si te quedas con Windows porque no conoces a las otras 2 o porque ya estaba instalada en tu computadora cuando la compraste y por comodidad usas ese sistema, no estas eligiendo, te estas resignando.

La computadora es una herramienta para realizar un trabajo y no lo contrario.

Muchas veces se olvida esto, la computadora debe de ser una herramienta que nos debe de facilitar nuestras labores, divertirse, conseguir, clasificar o manejar grandes volúmenes de información.

Cuando una computadora deja de hacer su función y la mayor parte del tiempo se invierte en hacer que funcione correctamente la herramienta, esta ha perdido el propósito para la que fue creada.

Conocer las opciones.

Para elegir es necesario conocer todas las opciones, en mi caso me falta conocer la plataforma Mac, pero en México no es tan popular como lo son Windows o Linux, principalmente por el hardware, aunque con la aparición de la MacBook esa tendencia puede cambiar.

Conozco a Windows y a Linux y me desenvuelvo bien en ambas plataformas, por lo tanto, tengo un abanico más amplio de herramientas. Se en que situaciones es más adecuado usar una u otra, o al menos la experiencia me ha dado ese criterio.

Elegir cuando solamente se conoce una opción es un gran error y más serio aún es emitir una opinión de algo que no se conoce.

La mayor parte de los problemas con las computadoras son a causa del usuario.

En conversaciones con mis amigos constantemente sale la anécdota graciosa de aquel usuario que puso un CD en una ranura para discos de 5 ¼” y que llamó a sistemas porque se había atorado ( creo que fue Rive el que contó esa historia ). Claro que en ese momento nos reímos, pero después del momento jocoso viene un momento de preocupación. A nuestros usuarios se les ha otorgado una herramienta que no saben usar.

Vamos hay que admitirlo, el ritmo con el que se desarrolla la tecnología es mucho más rápido que el tiempo que tarda el usuario en asimilarla.

Y si a esto le agregamos el problema de las nuevas generaciones que no leen y que no tienen una estructura de pensamiento enfocada a resolver problemas, si no a buscar quien se los resuelva, estarán de acuerdo conmigo de que este es el punto más preocupante.

Por eso creo que es responsabilidad del usuario aprender a utilizar una herramienta que en estos días es indispensable.

Uno no maneja un vehículo sin saber conducir, pero si manejan una computadora sin saber lo básico, ok a lo mejor las consecuencias son menos graves, es decir, nadie se ha muerto por no saber usar una computadora, pero en este caso la victima son los datos almacenados en ella. Y créanme, perder un trabajo de meses puede llegar a doler bastante.

Dicho esto sea cual sea la elección del usuario, si no la sabe utilizar, no sirve de nada.

Después de haber leído este articulo, ¿Esta conforme y convencido de su elección?