El final de Abismo de Pasión

Abismo de Pasión

Nuevamente por pura solidaridad con mi chaparrita me tuve que aventar el final de una telenovela. En este caso se trata del refrito de Cañaveral de Pasiones ahora conocido como Abismo de Pasión (¿Quién elige los titulos de las novelas?). Trepidante final de dos horas, bueno para ser sincero fue una hora de novela y una hora de comerciales.

Si usted se perdió el final de la novela, no se preocupe. Lo puede ver en dos partes desde el sitio oficial.

Le advierto que lo que escribo a continuación contiene spoilers y que solo refleja mi opinión personal.

Lo increíble.

Para mi gusto la recuperación del personaje de Elisa (aka la Teresa buena) después de que fuera mordida por una serpiente me resulta de lo más inverosímil. Estaba al borde de la muerte, ya con un respirador artificial y a punto de presentarle sus respetos a San Pedro, pero gracias a las yerbitas de la curandera no solo no tiene secuelas en el punto de la mordida, si no que se levanta y camina como si nada hubiera pasado ¡Por favooooor! uoooorale con la Elisa zombie.

Lo ridículo.

Para mi gusto la actuación de Rene Casados en el papel del padre Guadalupe siempre me pareció muy sobreactuada. Tengo parientes religiosos y ninguno se comporta así con la familia. Pero en fin, ese matiz le dio al personaje ¡Que remedio!, por cierto, ¿ Alguien sabe con que lava su ropa? porque en el final su trajecito estaba más blanco que el del Papa.

Otro personaje que me parecía demás sobreactuado en su papel de mala fue Carmina, pero en este caso se le disculpa porque evidentemente estaba un poco “chisqueada” y al final ya hasta estaba viendo gente muerta ¡Ay nanita!.

Lo sobrenatural.

Por un momento llegué a pensar que la aparición de los espíritus chocarreros de toda la gente que había mandado al otro mundo Carmina tendría más impacto en la historia, pero no, al parecer ella convivía bastante bien con ellos, los veía, los saludaba y a seguir haciendo maldades. Entonces ¿Para que ponerlos.?

¡No termina en boda!

Al fin una telenovela que no termina en boda, pero si en bautizo. Los protagonistas no pierden el tiempo y se dedican a reproducirse como conejos, por cierto, ¿Qué le daban de comer al mega bebé de Elisa y Damián? ese si era un mega bebesote.

Como escena final, el equipo de nado sincronizado de Mérida se avienta su último chapuzón en el cenote de sus infancias. ahhhhhh ¡Que bonito! 😛

En fin, termina un churro más para darle entrada al que sigue, que por lo que pude apreciar es un remake de una telenovela de TV Azteca conocida como Amor en Custodia.

El final de “La que no podía amar”

El gran final.

Ayer por fin termino “La que no podía amar” aunque para ser sincero, coloquialmente en la casa le llamaba “La que no dejaba de fregar”, y bueno que les puedo decir, es un final después de todo.

No paraba de reírme porque vamos, en toda la novela estuvieron intrigando y hasta el último capítulo en un ataque de conciencia culposa que se destapa la cloaca y se van enterando de todos los conflictos y mentiras ¡Por favor!.

Les advierto que este artículo esta lleno de spoilers, así que si no han visto el final no sigan leyendo.

La guadaña desatada y de arrepentidos esta lleno el cielo.

No se si los escritores son adoradores de la santa muerte o algo por el estilo, pero de que estuvo desatada la guadaña lo estuvo, de golpe y porrazo personajes de los “buenos” como Miguel o Gustavo le llevaron su papelería a San Pedro y otros que estuvieron como mosca molona en toda la novela como la Vanesia y la tía Rosaura al final salieron con el famoso “Usted perdone” y asunto arreglado. Mención aparte merece la Cynthia (la edecán de rancho) que durante la novela hizo cuanta locura se le ocurrió y al final terminó declarada oficialmente loca y quemada además. Del Bruno ni hablamos que su castigo final se prestó a varias interpretaciones, pero no voy a decir más porque si no han visto el final merecen verlo a detalle.

La telenovela que termina en boda.

Super original la idea ehhhh, jamás habíamos visto una telenovela que termina en boda, lo más increíble fue que de alguna manera se las arreglaron para que terminara así, después de todo, los protagonistas estuvieron “casados” la mayor parte de la historia, luego los divorciaron para que al final ¡Volverlos a casar!, ¡Increíble!

Disculpen mis comentarios, pero es que la verdad, tenía que sacar algunas cosas de mi mente 😛

Si no han visto el final lo pueden ver en el sitio oficial de la telenovela La que no podía amar – Gran Final.

El final de la Fuerza del Destino

Hoy se acaba La Fuerza del Destino, digo no fue una de esas historias que te atrapa tanto como Teresa pero sin embargo es una historia pasable y con eso quiero decir que la veo sin que mi pingüinita me obligue 🙂 .

Lamentablemente parece que cuando una telenovela tiene cierto éxito le empiezan a llover patrocinadores y no solo en los espacios comerciales, se vuelven parte de la trama como es el caso de Herdez, la Lucía que lo mismo vende productos para el cabello , productos femeninos, celulares y a ultimas fechas aceite de cocina y para rematar hasta liverpool se apuntó. En lo personal me molesta que hagan eso, como que se desvirtúa el trabajo del actor pero en fin, cuando tenga mi empresa y me paguen millonadas por hacer eso probablemente también lo haga.

La telenovela pudo haber tenido varios nombres alternativos, por ejemplo La fuerza de los patrocinadores ya que tenía más comerciales que historia, justo después del intro de la novela seguían como 15 minutos de comerciales más los que aparecían en la misma novela o No salgo de una para entrar a otra, porque bien pudo haber continuado indefinidamente o hacer varias temporadas, porque los guionistas se ensañaron tanto con algunos personajes como el de Maripaz o el de Saúl, se suponia que a los malos les iba bien pero al final pagaban sus cuentas. Aqui a los villanos todo les sale mal y terminan peor.

Por momentos me recordó la película Dos tipos de cuidado mezclado con A toda maquina , en ellas se resalta el valor de la amistad aderezado con conflictos amorosos.

Luego vino la búsqueda de los heridos. Larga como la pared de enfrente, todo con el fin de consumir tiempo ya que el desenlace de las historias alternas ya estaban resueltos. ¿A nadie se le ocurrió que si Bruno había encontrado al niño, también pudo haber encontrado a Iván y a Camilo? bueno tampoco se le puede exigir un buen guión a una telenovela de Televisa que ultimamente se la pasado haciendo refritos de éxitos del pasado.

La inclusión del pueblo Seri me pareció desaprovechada, pudieron haber hecho un mejor trabajo incluyendo en la trama algo más sobre su cultura y creencias.

El final de Saúl que duró solo 30 segundos en la pantalla, al parecer no mereció más y la reivindicación de Juan Jaime Mondragón que tuvo toda una evolución de varias semanas. Dos contrastes diferentes para dos villanos de la historia.

Por cierto, ya nadie respeta la tradición del vestido blanco, pero después de todo ¿Quién soy yo para apagarle su foquito a la Lucía?, eligio un vestido blanco, me parecía que en cualquier momento iba a salir el comercial de Ace o de Vanish.

El Camilo conoce a la Legarreta, caray, ¿no le pudieron elegir a alguien más joven?.

En fin la historia llega a su fin con un insípido atardecer. Ahora si, me liberé, bueno hasta la próxima telenovela.

Si no han visto el final les dejo los enlaces en la página de tvolución:

La fuerza del destino – Final Parte 1

La fuerza del destino – Final Parte 2