El software libre como herramienta para la educación

El software libre como herramienta para la educación

Este artículo es una colaboración de mi parte para la columna Bytes Libres publicada en el periódico El Siglo de Torreón en la edición del 24 de abril del 2014

Hace un año, en marzo del 2013 hice mi propuesta para el Plan Nacional de Desarrollo, recomendando el uso de Software Libre en las actividades del gobierno mexicano incluyendo la educación.

Para agosto del mismo año se hizo público el proyecto del Gobierno Federal para dotar de portátiles a los alumnos de 5° y 6° año de primara de los estados de Tabasco, Colima y Sonora.

Estos equipos no funcionarían con el sistema operativo de las ventanas, en su lugar se eligió una distribución de Linux basada en Debian de origen argentino. El proyecto no estuvo exento de polémicas, problemas con la licitación de los equipos hicieron que aumentaran su costo en unos 4 millones de pesos. A pesar de todo era un comienzo, se estaba utilizando oficialmente software libre en la educación de los mexicanos.

Las ventajas de usar software libre.

Las empresas son libres de gastar su dinero como gusten, pero hay dos entidades en las que el pago de licencias por el uso de software es por decir lo menos, criticable. Una de ellas es el gobierno y otro son las escuelas. Ambas tienen el deber ético de pagar por el software que utilizan. El gobierno generalmente lo hace, paga por el Windows, el Office, el antivirus y por todo ello se desembolsan importantes cantidades de dinero que bien puede ser utilizado para cualquier otra cosa, como obra pública, becas, desarrollo social, etc.

Pero las escuelas no se pueden dar esos lujos, al menos no de manera legal. Es donde aparece el dilema moral, no se puede educar con valores de legalidad y tener programas piratas al mismo tiempo. En este escenario el software libre es una excelente opción.

Los beneficios del software libre incluyen las libertades de uso, copia, análisis y todo de manera perfectamente legal. Los niños pueden aprender a usar una computadora como una herramienta para sus estudios (si amigos, no todo es facebook y jueguitos), redactar sus tareas, entrar en contacto con programas de colaboración, consulta, educativos, matemáticos, astronómicos, aprendizaje de idiomas y pare usted de contar.

Los problemas.

El programa Mi Compu MX ya esta dando sus frutos y sus primeras experiencias. Algunos padres de familia, amigos y/o familiares de los alumnos que recibieron los equipos vieron que el sistema con el que entregaron las computadoras “estaba muy raro” y decidieron borrarlo para instalar Windows. No les importó la garantía, el material didáctico que incluye y que solo esta disponible para Linux, que tiene un sistema antirrobo que funciona mediante el software que tiene instalado o que la computadora es para la educación del niño, no de ellos. Nuevamente se cae en la ilegalidad, porque dudo mucho que las personas que hicieron esto hayan pagado las licencias correspondientes. Cualquier persona que haya administrado un centro de cómputo escolar con Windows se dará cuenta que las infecciones de virus informáticos, alentamiento de los equipos y las reinstalaciones son el pan nuestro de cada día.

Me he dado cuenta de que para que un programa de implementación del software libre sea exitoso se requiere de una persona familiarizada con el tema en la institución y que sirva de guía para el resto, después de todo, no se puede enseñar lo que no se conoce.

Aprender a usar software libre no es complicado, es diferente, una vez que se supera la curva de aprendizaje y se olvidan viejos vicios puede uno apreciar sus bondades.

Si están interesados en el Software Libre los invito a que se acerquen al Grupo de Usuarios de GNU/Linux de la Laguna, mejor conocido como el GULAG o que asistan al Festival Latinoamericano de instalación de Software Libre (FLISOL) que se realizará el próximo 26 de abril de este año. El FLISOL es una excelente oportunidad para hacer un primer contacto y para responder todas las dudas que tengan (o en su defecto ampliarlas).

Y recuerden amigos, la herramienta no hace al genio.

P.D. Este artículo se redactó usando 100% software libre con el programa Writer de LibreOffice.

Enlaces de interés.

¡Me encantaría saber que opinas!

%d bloggers like this: