Categories
Celulares

La historia de la tarjeta SIM que no era reconocida por su celular.

Mis usuarios no dejan de sorprenderme. Hace unos días me trajeron un teléfono de esos que tienen doble chip. El problema es que no reconocía la tarjeta SIM y por lo tanto no podía hacer llamadas.

Parecía un problema sencillo (jajaja iluso de mí), al abrir el teléfono para revisarlo me di cuenta de que la tarjeta SIM fue recortada. No hay problema, debería de funcionar, yo mismo he recortado tarjetas SIM para que cupieran en espacios más pequeños. ( véase: Cómo recortar una tarjeta SIM a NanoSIM para el iPhone5 ).

La idea original era acomodar la tarjeta en un lugar adecuado, para luego fijarla con un poco de cinta adhesiva. Pero no importaba lo que hiciera no había señal. Definitivamente algo andaba mal con el teléfono.

Afortunadamente era un teléfono que utiliza tornillos de cruz, así que busqué mis desarmadores de precisión para abrirlo y echarle un vistazo al interior.

Sabes que algo anda mal cuando al abrir un aparato saltan piezas. En este caso, era una pieza, pero de la tarjeta SIM ¡OMG!.

El problema: tarjeta SIM precortada.

Las tarjetas SIM nuevas vienen precortadas, de esa forma tu eliges el tamaño adecuado y asunto arreglado ¿O no?. El problema es que si eres de esas personas que mudan frecuentemente de teléfono celular con el tiempo terminas con una tarjeta SIM para armar.

Pues pasó que la tarjeta SIM se desarmó en el interior y una parte se atoró con los pines que deberían de hacer contacto con la parte dorada del chip. Todo parece indicar que el usuario intentó sacar la tarjeta usando demasiada fuerza lo que provocó que los pines fueran “guillotinados”.

Así que mi usuario convirtió un celular de doble chip a chip sencillo. Lo bueno es que aún le quedaba un espacio, que si funcionaba.

SIM 1 y SIM 2.
A ver si pueden distinguir la diferencia entre el SIM1 y el SIM2.

Limpieza de la tarjeta SIM.

Un tip, para limpiar un chip y asegurarnos que haga un buen contacto con el teléfono lo que utilizo es una goma de borrar de migajón hasta recuperar un poco el brillo de los contactos.

Es importante quitar todos los residuos del borrador con un cepillo de dientes usado o algo similar.

Mi recomendación es que le pongas un poco de cinta adhesiva transparente antes de colocar la tarjeta para que todo se conserve en su lugar y no en partes en el interior de tu teléfono.

By linuxmanr4

Servidor y amigo. Me gusta mi ciudad, su historia, su comida y su gente. Soy el amigo tecnológico que le entiende a las computadoras y al Internet. Lagunero de nacimiento, Jerezano de corazón y linuxero por convicción.

2 replies on “La historia de la tarjeta SIM que no era reconocida por su celular.”

Articulos relacionados:

Y tienes toda la razón mi estimado linux98, estoy en medio de una crisis de bloguero y este no es mi mejor artículo.

Al final el usuario si pudo hacer llamadas, pero usando solamente el slot SIM2 ya que el primero fue inutilizado al querer sacar la plantilla de la tarjeta SIM.

No creí que algo así fuera posible, aunque como dice el dicho “a fuerza ni los zapatos entran” (ni el chip sale).

Saludos y gracias por tu comentario.

¡Me encantaría saber que opinas!

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.