La llegada del Nazas

Hace 17 años fue la última vez que el lecho seco del río Nazas llevó agua. Pues ayer durante la madrugada vuelve a ocurrir este hecho que atrae tanto la atención de los laguneros.

Fuimos en la tarde a ver si ya había llegado el agua todo para encontrarnos un gran caos vial.

Que por cierto estaba tomando fotos desde el puente peatonal cuando una persona de seguridad de Chilchota se acercó y me pidio muy amablemente (sin sarcasmo) que borrara las fotos, me reusé y solamente eliminé las fotos en donde salía el edificio, ¡Chaaales!, no si el miedo no anda en Hummer 😛

Claro que llegamos y ya había gente esperando el agua. Algunos imprudentemente estaban en lecho seco.

Mejor nos fuimos a visitar a una amiga que venía de Saltillo, y es claro que el suceso llama la atención de todos, hasta los polis estaban tomando fotos con su celular, el tráfico puede esperar 😛

Cuando regresamos a eso de las 11 de la noche no había nada de agua todavía, así que hoy tempranito en la mañana, mi pingüinita y yo nos lanzamos y ahora si pudimos admirar de este bello panorama.

Unos jóvenes agarraron una culebra que me supongo también tuvo que ser desalojada por el agua del río.

Lo feo del asunto, es que te das cuenta que la construcción de al menos este puente no fue lo adecuada. Fíjense en la base de los pilares, ¡Estaban huecas!

Y la basura que arrastra el Río :S

El agua volvió a correr sobre el Nazas después de 17 años, un acontecimiento digno de verse.

Monumento a Francisco Villa en Gómez Palacio Durango

Ayer mi pingüinita y yo fuimos a visitar al General Villa a su monumento ubicado en un cerro muy cercano al centro de la Ciudad de Gómez Palacio.

Simplemente no pudimos encontrar la forma de subir al cerro así que nos trepamos a un Taxi que nos llevará hasta arriba. La verdad nunca hubiéramos encontrado la subida que estaba oculta por una especie de callejón.

Me agradó bastante la escultura en bronce del General Villa montado en su caballo, lo que me disgustó fue la cantidad de grafitis.

Desde ese cerro se domina perfectamente todo el centro de Gómez y parte de Torreón, esos cerros fueron puntos estratégicos para que Villa colocará su artillería al mando del General Felipe Ángeles.

Vista de Gómez Palacio

Cuando salimos nos dirigimos al nuevo Museo de la Revolución, pero no pudimos entrar ya que cierran los lunes :S .

Me tomé la libertad de hacer una postal del Monumento al General Francisco Villa, retocando con Gimp las grafiteadas y las estorbosas antenas.

Si quiere darle una visita al General, aquí tiene el mapa con su ubicación exacta.

Puente de Ojuela en Mapimí Durango

Ayer tuve la oportunidad de ir con mi esposa y mi familia política a un paseo al Puente de Ojuela.

El lugar se encuentra a escasas dos horas de la ciudad de Gómez Palacio muy cercano a al poblado de Mapimí en el estado de Durango.

Para mi era la primer visita, así que cuando llegamos mi primer novedad es que el camino para llegar al puente es de un solo carril, es decir, o se bajas o subes. Cuando llegamos estaban esperando varios vehículos a que terminaran de bajar unas camionetas.

No miren hacia abajo.

El camino es muy estrecho y es el peor lugar que se puede uno imaginar para quedarse sin frenos, así que si planea ir, no esta de más que le de una revisada al vehículo antes de hacerlo.

¡Sigan al líder!

La primera impresión al llegar es de asombro, ante nosotros está un puente colgante de madera y acero de 300 metros de largo a unos 100 metros de altura.

Un consejo, al cruzarlo, no miren hacia abajo.

Mucho cuidado donde pisan.

Al llegar a la mitad del puente escuchamos un grito, nos sacamos un poco de onda y más todavía al ver que se estaban aventando por tirolesa en lugar de usar el puente.

A ver si encuentran a la persona en la foto.

Las mujeres son las más aventadas a utilizar la tirolesa para regresar, nosotros los hombre no tenemos esa facilidad porque nos ocurre un trastorno conocido médicamente como oclusión genital en la traquea, por eso no podemos hacerlo sin tener consecuencias posteriores (el más conocido es el cambio de la voz) 😛 .

En el lugar conocimos a una pareja de costarricenses que estaban festejando 28 años de casados, creo que a ella no le quedaron ganas de festejar más, porque lo que siguió fue un recorrido de 800 metros al interior de una mina utilizando para iluminarnos lámparas de carburo.

Genial la idea de poner un museo en el interior de una mina.

Todo el trayecto fue muy entretenido, haciendo bromas con nuestros amigos de Costa Rica y con José Angel el guía.

Saliendo del hormiguero.

Ahora se que sienten las hormigas, me dio cierta alegría cuando comencé a ver la luz del sol mientras subía por unas escaleras improvisadas.

La recompensa fue llegar a un mirador que nos da una hermosa vista del puente y la cañada.

Mire usted que chulada de imagen.

Esta es una foto con José Ángel el guía, y al fondo los amigos de Costa Rica.

Si tienen oportunidad, no dejen de ir a visitar el Puente de Ojuela, les garantizo que no se van a arrepentir.

Ubicación