Un juego de ajedrez para niños sencillo y barato.

Hace tiempo le regalé un juego de ajedrez a mi ahijado. Era el tradicional de madera, pero hace rato que no jugábamos. Le pregunté qué había pasado con su ajedrez y me dijo que había perdido algunas piezas.

Entonces pensé que no debería de dejar de jugar por ese problema. Yo aprendí a jugar en un ajedrez muy sencillo. Era una cajita pequeña en la que la tapa tenía el tablero y adentro las piezas.

Las piezas de ajedrez en el tablero.
Un buen juego de ajedrez no tiene porque ser caro o sofisticado.

También recordé que hace muchos años, en la parte trasera de las cajas del cereal Maizoro incluían juegos de mesa para recortar. Había serpientes y escaleras, el coyote y las gallinas, el juego de la oca y claro, también un ajedrez para recortar.

Las piezas.

Siguiendo esta inspiración de un juego de ajedrez sencillo y económico me di a la tarea de hacer uno para recortar.

Elegí una representación de las piezas en 2D que es muy común en los sitios de ajedrez en línea como Lichess y lo demás fue hacer un trabajo de ordenamiento de las piezas con inkscape.

Diseño de las piezas con Inkscape.
Diseño de las piezas con Inkscape.

El tamaño de las piezas es el adecuado para pegarlo en una tapa de refresco. De esta forma, si se pierde una pieza, es fácil conseguir un reemplazo. Sólo tiene que conseguir otra ficha y pegar la figura de la pieza faltante.

El armado de las piezas puede ser una actividad por si sola. Yo recortaba y mi ahijado pegaba. En unos minutos ya estábamos listos para jugar.

De caja hoja salen dos juegos completos de piezas blancas y negras. Uno para armar y el otro para reponer las que se vayan perdiendo.

El tablero.

La manufactura del tablero es otra actividad diferente, pero eso se los dejo a su imaginación. Puede ser un cartón, una tela, una tabla, lo que tengan a la mano.

Pero eso si, les recomiendo que las casillas sean un poco más grande que las piezas para que no estén tan apretujadas en el tablero.

De esta forma si al pequeñín le gusta el juego, se puede conseguir algo más en forma, más profesional, pero si no, pues no se ha invertido mucho dinero.

El Ajedrez y los niños.

Nadie duda del tremendo ejercicio mental que ocupa una partida de Ajedrez. Sus beneficios son muchos, durante el juego se ejercitan habilidades como la lógica, disciplina, paciencia, aprendizaje mediante prueba y error. Es por eso que los clubes de Ajedrez están proliferando en las instituciones educativas.

Les recomiendo este video ““El ajedrez es el mejor gimnasio para la mente” de Leontxo García, él lo explica mucho mejor.

Les recomiendo este video.

Uno nunca sabe dónde puede salir el próximo campeón de Ajedrez.

Artículos relacionados (algunos patrocinados)