Categorías
Comarca Lagunera Computadoras Errores de software Historias de usuarios comunes

Cómo identificar una memoria falsa

Jamás pensé que me pudiera pasar algo así, pero es cierto, compré una memoria falsa , esta es la historia.

Mi chaparrita compró una memoria microSD de la marca SanDisk de 16GB clase 4 para su celular. Todo parecía normal, pero después de 1 día de uso algo estaba mal.

Primero empezó a tener problemas con los juegos, luego las fotos ya no aparecían y cuando revisamos la memoria fuera del teléfono, nos encontramos con fotos que no eran nuestras, ¡Nos vendieron una memoria usada!.

Fuimos a reclamarla y sin mucho problema no la cambiaron por otra igual, pero esta vez me la quedé yo para revisarla y casi inmediatamente me pude dar cuenta de que también estaba defectuosa.

Algo anda mal.

Puse la memoria en el celular y efectivamente, reportaba una memoria de 16GB. Lo primero que hice fue copiarle algunos archivos y aparentemente lo hacía bien, pero al buscarlos archivos copiados ¡No aparecían! me decía que la carpeta estaba vacía.

Así lo intenté en varias ocasiones, con la memoria dentro del teléfono y después directamente en la memoria usando un adaptador con los mismos resultados, dice que escribe los archivos, pero no vuelven a aparecer, como si nunca se hubieran copiado.

Lo más probable es que me encontraba ante una memoria microSD falsa. A estas memorias las modifican para declarar un espacio mayor cuando en realidad son de menor tamaño, por eso no es posible recuperar los archivos.

¿Cómo identificar una memoria microSD Falsa?

Buscando Identificaciones visuales.

Lamentablemente no encontré una prueba definitiva que me indicara que la memoria es falsa. Pero si hay muchos indicadores que causan suspicacias, aunque claro, me fijé hasta después de que tuve problemas con la memoria.

Etiqueta sobrepuesta.

Esta memoria decía que era de 16GB pero cuando me fijé más detenidamente, me dí cuenta de que era una etiqueta sobrepuesta, abajo decía 4GB.

Etiqueta sobrepuesta declarando una capacidad mayor.  Memoria Falsa.
Etiqueta sobrepuesta declarando una capacidad mayor.

Primer foco rojo encendido.

El código de barras no corresponde.

El empaque parecía bueno, busqué el código de barras y efectivamente, corresponde a una memoria microSD de 4GB no de 16GB.

El Código de barras que no corresponde al producto. Memoria Falsa.
El Código de barras que no corresponde al producto.

Segundo foco rojo encendido.

¿Números de serie, hologramas?

La memoria no tiene holograma alguno, aunque muchas veces también los falsifican, también tenía un número de serie, pero no encontré sitio oficial de SanDisk donde verificarlo. Además la memoria estaba bien serigrafiada, las letras no se corrían y como pueden ver, puede pasar fácilmente por una memoria legítima.

acercamiento a la memoria microsd sandisk. Memoria Falsa.
Acercamiento a la memoria microSD SanDisk.

Foco dudoso, solamente comparando con una memoria auténtica idéntica, pero aún así quedarían dudas.

Chino yo, China tu, China tu ….

El empaque tiene demasiados símbolos chinos y la página de Sandisk de ese país. Al principio no me preocupó tanto porque siendo sinceros, ya todo se hace en China.

Empaque con letras chinas. Memoria Falsa
Empaque con letras chinas.

¿Cómo identificar una memoria auténtica?

Buscar señales visibles de una falsificación no me dio buen resultado, los falsificadores han mejorado bastante imitando a las originales y no es sencillo identificar una memoria auténtica de una falsa.

La mejor señal de autenticidad que encontré fue con la etiqueta de importación. Esa etiqueta que le ponen a todos los artículos que entran al país con su pago respectivo de impuestos, indica el nombre del importador y otros datos. Eso quiere decir que la memoria entró legalmente la país con un proveedor autorizado. Efectivamente son más caras, pero al menos sabes que viene de una fuente más o menos confiable.

Etiqueta de importación.
Etiqueta de importación. ¡Muy bien!.

Revisar la información de la memoria.

Me trajeron una memoria para que la revisara. Mi compañero me dijo que la compró en un tianguis con música pregrabada. Supongo que la disfrutó por un tiempo, pero luego se dio cuenta de que no podía borrar los archivos y tampoco podría agregarle más canciones.

A simple vista no hay algo que las distinga de las originales. Por ejemplo, el grabado de la palabra Kingston es muy similar a la original, solo que el grabado se nota mucho más profundo.

Al usar la herramienta discos (gnome-disk-utility) pude apreciar un detalle importante.

La memoria original dice claramente Kingston DataTraveler, mientras que la memoria falsa simplemente dice Generic Flash Disk.

Probar la memoria.

La única forma de estar seguros si una memoria esta bien es probándola, para eso encontré dos programas.

  • H2testw que esta en alemán e inglés, sólamente para windows.
  • F3 que es para linux, disponible en Manjaro mediante Yaourt.

Ambos programas lo que hacen es escribir archivos en toda la capacidad de la memoria para luego verificarlos. Si hay algún problema lo reporta.

Los resultados de probar la memoria falsa me indicaron que sólo 233.90 MB funcionaron correctamente y el resto presentó problemas.

Resultados de h2testw
f3write | memoria falsa
f3write escribe archivos en todo el espacio disponible de la memoria.
f3read resumen final | memoria falsa
f3read lee los archivos escritos por f3write y comprueba que sean correctos.

Se puede hacer esta prueba delante del vendedor, pero tienes que llevar tu equipo, un adaptador, bajar el programa y esperar unos 30 o 40 minutos a que termine el test y para ser sincero, eso no es muy práctico.

La reclamación

Supuestamente todo lo que venden en la tienda tiene garantía y te lo cambian sin problemas, pero mucho cuidado, no me fijé que en una parte de la tienda hay un letrero que dice que no se hacen devoluciones en efectivo, en mi caso me fue bien, porque sólo fue una memoria, pero algo más costoso si puede ser un problema.

Estimado cliente, una vez realizada su compra NO habrá devolución de efectivo. Memoria Falsa
Estimado cliente, una vez realizada su compra NO habrá devolución de efectivo.

Me preocupa un poco esta situación, se imaginan ustedes cuantas personas cayeron en el fraude y no pudieron reclamar el cambio, algo inútil en mi caso porque la memoria que reemplazaron presentaba el mismo problema. O las que de plano no reclamaron nada y se quedaron con una memoria defectuosa.

He notado que las marcas más afectadas son Kingston y SanDisk, porque tienen prestigio en el mundo de dispositivos de almacenamiento.

Al final no me regresaron mi dinero, pero me dieron su equivalente en mercancía, una funda nueva y unos audífonos chinotes. Y claro, me quedé con la experiencia de revisar muy bien lo que compro.