Archivo de la etiqueta: Peppermint Linux

Peppermint y SliTaz, Linux ligero para equipos viejitos y no tan viejitos.

Hace poco escribí sobre mi pequeña lapita Acer Aspire One (aka AO751H) y como había regresado a la vida reinstalandole JoliOS.

Me encanta el olor a distro nueva por la mañana.

Pero aunque el desempeño gráfico mejoró mucho, en realidad no la uso para entretenimiento y durante el experimento quedó pendiente el tema de las conexiones seguras al abrir algunos sitios (entre ellos mi blog).

SliTaz una distro súper mínima.

Así que si era un tema pendiente. En twitter me movieron el tapete con una distribución súper minimalista que se llama SliTaz a la que le vi bastantes posibilidades.

Con una descarga de apenas 50 MB (si, leyó usted bien) y unos requerimientos minúsculos de apenas unos 256 MB en RAM. Hice algunas pruebas con virtualbox y vi que la instalación no era muy complicada, así que rápidamente la instalé en la lapita.

Pero hubo un gran problema, no me reconoció la tarjeta de red wifi. Lo raro es que hace mucho tiempo que no tenía problemas con una tarjeta broadcom, me parecía que era un tema superado por muchas distribuciones linux, pero no fue así en mi caso.

Intenté todos los consejos que me encontré en los foros de SliTaz, pero nada. Así que lo dejé por la paz.

Peppermint se ve bien.

Rodolfo Zolá me sugirió Peppermint Linux así que descargué la ISO y a hacer pruebas.

La instalación fue de lo más sencillo al ser una distribución basada en Ubuntu. De entrada reconoció sin problemas la tarjeta gráfica GMA500 que siempre ha sido un dolor de cabeza y la tarjeta de red Wifi ¡Excelente!.

Probablemente la GMA500 sea una excelente tarjeta de video en Windows (XP), pero los fabricantes no fueron muy benévolos al compartir información o liberar un driver decente para linux, ya saben, la historia de siempre.

Al menos reconoce bien toda la pantalla a una resolución correcta. En mi caso tuve que desactivar los efectos especiales como transparencias y esas cosas en aras de velocidad a la hora de mostrar los elementos en la pantalla.

De entrada Peppermint se ve bien y se siente bien. Tiene una interfaz bien cuidada con tonos rojizos, que curiosamente combina a la perfección con el color de la lapita.

Al ser una distribución basada en Ubuntu me adapté rápidamente. Actualizar e instalar paquetes con apt-get. Pero aparte ofrece varias amenidades como un Panel de control conocido como el Peppermint Settings Panel que agrupa todo lo necesario para poner a tono la distribución.

En ese mismo panel vi una opción que llamó mi atención llamada Advert Blocker que prometía bloquear sitios de publicidad. Y me dije a mi mismo… mi mismo… va. Pero a que calai calai calai me quedé sin internet ¡No podía ni conectarme ni a Google!. Afortunadamente desactivar esa opción fue muy sencillo, pero no me quedaron ganas de volverla a activar.

También tiene una bonita tienda de aplicaciones conocida como Gestor de software que facilita y sugiere la instalación de aplicaciones.

No hay peor lucha que la que no se hace.

A la fecha le he instalado a este equipo:

  • JoliOS, en su tiempo fue lo mejor, pero ahora tiene problemas con conexiones seguras.
  • Ubuntu Netbook, pobre desempeño gráfico por el driver de la tarjeta GMA500.
  • CrunchBang Linux excelente distribución, lástima que su creador dejó el proyecto.
  • BunsenLabs Linux Tomó la estafeta de CrunchBang, excelente distro pero subsiste el problema del desempeño gráfico.
  • SliTaz prometía mucho, pero no funcionó la tarjeta WiFi y así nomás no se puede.

Por el momento Peppermint se queda en mi equipo. Se ve bien, se siente bien. No espero el rendimiento de un equipo de escritorio pero es bastante aceptable. Además con Linux alargo la vida útil de un equipo que todavía funciona y puede ofrecer algo al usuario.