Pancho Villa – Una biografía narrativa

Desde que me hicieron el favor de prestarme las Memorias de Pancho Villa me he ido aficionando tremendamente del personaje.

A la fecha he descargado dos películas: Así era Pancho Villa de Ismael Rodriguez, protagonizada por Pedro Armendáriz que para mi gusto es el que mejor ha interpretado a Villa.

La otra película es And Starring Pancho Villa as Himself con Antonio Banderas, que pues no es excelente, pero por momentos llegas a sentir empatía con ese Villa que tiene un acento medio extraño en español y que habla bien el ingles.

Compré el libro Entre el Angel y el Fierro, que para ser sinceros no es ni remotamente bueno. El libro comenta la dualidad de Villa al rodearse de dos personajes tan dispares. Por un lado Felipe Ángeles, un militar de carrera, excelente artillero, un hombre educado para la guerra con el honor que exige morir en batalla y la piedad contra el enemigo derrotado y por el otro lado Rodolfo Fierro, una persona que compartía el desayuno con la muerte, a él no le preocupaba presionar el gatillo por el más insignificante motivo, pero fiel a Villa hasta su muerte, lealtad que tuvo oportunidad de demostrar en varias ocasiones.

Lo que hace rescatable a este libro es la calidad de las fotografías, ese simple hecho vale la pena su compra, aunque me parece un poco chapucero que repitan algunas.

Antier tuve la dicha de terminar un libro que me prestaron:

Pancho-Villa.-Una-Biografía-Narrativa-Portada

Pancho Villa, Una biografía narrativa de Paco Ignacio Taibo II (Ed. Planeta).

854 páginas y 71 cápitulos de un libro inconcluso simplemente porque el nombre de Francisco Villa sigue vigente.

Un libro cuya aspecto más notable es el esfuerzo tremendo de investigación por el autor, porque incluso un mismo pasaje tiene varias versiones.

Desde la primera hoja la historia del Centauro del Norte es fascinante, todo el libro me provocó un adicción que al terminarlo se siente un gran alivio, como una sensación de logro al cerrarlo después de leer su última página. La satisfacción de saber un poco más la historia de la Revolución Méxicana que tengo que confesar que hasta antes de leer este libro desconocía en muchos aspectos.

La queja común es que la editorial comenta 400 fotografías, y efectivamente, las tiene ¡Pero tamaño estampilla!, no se vale, igual si hubieran puesto las fotos de un tamaño más decente el libro se convierte en un ejemplar de más de 1,000 páginas, pero hubiera valido la pena ya que muchas de las imágenes que ahí aparecen no las he visto en ningún otro lado. Espero que tomen cartas en el asunto en las siguientes reimpresiones.