Como arreglé mi lavadora Easy ID System

Tengo una lavadora Easy ID System que a lo largo de los años la he reparado de varias fallas. Algunas sencillas, otras más complicadas.

Un buen día mi chaparrita puso una carga de ropa en la lavadora y al llegar al ciclo de centrifugado se escuchó ese tan temido ¡PUM PUM PUUUUM! ese golpeteo de la tina contra el exterior de la lavadora. Tan solo era el comienzo.

Tengo que admitir que nuestra lavadora Easy ID System ha tenido sus achaques, claro que era de esperarse después de 15 años de servicio.

No estoy seguro, pero creo que hay algunos modelos parecidos de la marca Mabe, supongo que todo depende de como se comercializaron en México.

A continuación les comparto una pequeña lista de sus pequeñas fallas.

En este artículo

Falla en el bloqueo de seguridad de la tapa.

Lo primero fue casi nueva. Un problema en el interruptor que marca el bloqueo de la tapa de seguridad.

Se supone que si está activado no es posible abrir la tapa o continuar con el ciclo de lavado.

Digo, está bien que es un elemento de seguridad, pero no puede fallar tan pronto. Afortunadamente es fácil “puentear” el switch “mientras” se consigue la refacción. Spoiler alert: Jamás lo conseguí y así sigue hasta ahora.

Desgaste de la banda del motor.

Un buen día mientras estaba funcionando la lavadora ¡PUM! hacía ruido pero ya no funcionaba el agitador.

La tuvimos que vaciar y al revisar por debajo de la lavadora ahí estaban los retazos de lo alguna vez fue una banda.

Me llevé de muestra la banda rota y en la refaccionaria me dieron el reemplazo.

Recuerdo que le pregunté al dependiente ¿Seguro que esta es la banda? — Si claro, ¿Es una Easy cierto?

Y pues si, el que sabe sabe.

El manual de partes para el modelo LIE14500PB1 dice que es una BANDA 3L V AMAZONAS que es muy fácil de conseguir y no es cara.

En retrospectiva, creo que junto con el cambio, debí de ajustar la tensión de la banda. Para eso hay un tornillo de ajuste que sostiene el motor y permite regular la tensión de la banda.

La banda no debe de estar muy apretada para prevenir un desgaste prematuro de la misma y evitar daños en los baleros del motor. Si la banda está muy floja es probable que patine o que se salga.

Cambio de los resortes de la suspensión

Al principio creí que la vibración excesiva de la tina era por un razonable desgaste de los resortes amortiguadores de la suspensión.

La tina de la lavadora es sostenida por 4 varillas que al final tiene un resorte.

Como los resortes son económicos y su cambio es relativamente sencillo me di a la tarea.

Hay varios video tutoriales en internet sobre como hacer el cambio.

Sólo hay que tener el cuidado de que los resortes son diferentes. Hay unos de color rosa y otros de color blanco. Supongo que los resortes tienen tensiones diferentes.

En mi lavadora, viéndola de frente, los resortes blancos van en la parte trasera y los de color rosa al frente.

Estos son los resortes de la suspensión.

No se les olvide nivelar la tina de la lavadora. Para eso tengo un Nivel torpedo. La nivelación es importante para evitar el golpeteo y claro, no sobrecargar la lavadora.

Cambio de la transmisión

Ahora si hablamos de palabras mayores. Lamentablemente la lavadora seguía con el golpeteo después del cambio de los resortes de la suspensión y se agregó un síntoma más.

Un sonido sordo al girar la tina. Con la lavadora vacía y al mover manualmente la tina se escucha un ruido sordo, parece como una turbina arrancando y eso no es bueno… no no no.

Eso indica que los baleros de la transmisión ya llegaron al final de su vida útil.

También es probable que se vean rastros de aceite o grasa en la transmisión.

Me di cuenta, después de desarmarla y quitar el agitador que tenía unos agujeros de desagüe tapados por tanto año de uso. Esos agujeros no estaban visibles, así que ni en cuenta de que existían.

Y claro, también me encontré una buena cantidad de monedas 🙂

Algunos consejos al desarmar la lavadora.

Videos sobre como desarmar la lavadora para cambiar la transmisión van a encontrar muchos, pero lo que no explican es que la tarea se puede complicar mucho.

Este video fue uno de mis guías principales.

Por eso les puedo dar algunos consejos.

Guardar y clasificar todos los tornillos.

Estos tornillitos son muy fáciles de perder o mezclar. Luego no vas a saber de donde son cada uno.

Por eso decidí guardarlos en unos frasquitos conforme iba avanzando en las etapas de desarmado.

En un frasco, todos los tornillos y accesorios exteriores.

En otro los interiores. Uno más para los tornillos que sujetan la transmisión.

Al momento de armar, solo iba agarrando el frasco de esa etapa con su tornilleria correspondiente.

Tomar muchas fotografías

Por tomar fotos no vamos a parar y gracias al teléfono es algo muy fácil de hacer.

Pero hay que tomar las fotos antes de desarmar. Luego si tienes alguna duda puedes echar mano de las fotos para averiguar cómo estaban las cosas originalmente.

Detalle de las conexiones eléctricas de la lavadora.
Detalle de las conexiones eléctricas.

Créeme, las vas a necesitar, sobre todo si no tienes experiencia.

Un marcador permanente

Un marcador permanente será tu mejor amigo al momento de desarmar y rearmar.

Puedes marcar algunas indicaciones, resaltar alguna posición, sobre todo de los conectores.

Condensador de arranque del motor.

Cualquier cosa que quieras recordar que consideres importante.

Separar las tinas de la lavadora

Este punto fue crucial, pero déjenme darles un poco de contexto.

Después de ver algunos videos el plan original era reparar la transmisión. Era mucho más económico, quitar la transmisión, desarmarla, limpiar todo, reemplazar los baleros, rearmar y listo.

Pero como muchas cosas en la vida, no iba a ser tan fácil.

Mi primer gran problema fue una pequeña tuerca de aluminio que sujeta la tina en su lugar.

Estuve buscando la herramienta para aflojarla y con nada, pero créanme que con nada. Cada vez que lo intentaba parecía que se burlaba de mí.

Al buscar la herramienta especial (que nunca encontré) una viejita de una tienda me dijo – ¿Y porqué no la seguetea? así lo hacen todos, la nueva cuesta 60 pesos.

Tuerca que sujeta las tinas de la lavadora.
Tuve que romper esta tuerca para poder continuar con el desarmado.

Y como dice el dicho “El que no oye un consejo no llega a viejo” y eso fue lo que hice. Rompí esa tuerca del mal con una segueta y asunto arreglado.

Superado este obstáculo todo parecía ir viento en popa, pero no, nooo señooor lo peor estaba por venir.

Se supone que sin esa tuerca lo que seguía era separar las tinas y en algunos videos parece que es algo bien sencillo ¡MUAHAHAHAHAHAH!

Luego me di cuenta de que había videos dedicados especialmente al tema de separar las tinas.

La unión entre el poste y la tina de la lavadora.
El poste y la tina estaban tan unidos que parecía una sola pieza.

Golpecitos de marro, herramientas especiales, calor con soplete, vi uno que usaba un gato hidráulico, electrólisis, herramientas hechizas de diseño propio, danzar alrededor de la tina en noche de luna llena y un largo etcétera.

Lo único que funcionó fue un ataque de fuerza bruta, pero ojo, tiene maña.

Lo que hice fue pedirle ayuda a mi suegro, mientras yo sostenía la tina en el aire, él se encargó de machacar el poste con una buena cantidad de golpes de fuerza considerable.

Poco a poco empezó a ceder y es que 15 años de sarro hacen los suyo.

Lo malo es que la transmisión quedó en tan mal estado que ya no fue posible su reparación.

Ni modo, a comprar la transmisión completa.

Donde comprar refacciones para la lavadora

La mayoría las compré en tiendas locales. No solo voy por el artículo, muchos dependientes dan buenos consejos y resuelven dudas.

Después de todo, la mayor parte de su clientela son los técnicos que hacen las reparaciones y uno que otro improvisado como yo.

Tomé como criterios los precios y la atención. Ahora se estila que cotizan mucho por whatsapp. Mandas la foto, te dicen si lo tienen y cuanto cuesta.

Hubo un lugar en el que nunca me contestaron el whatsapp ¡Súper tache!

Si buscan un poco también es posible que encuentren refacciones en línea. Pero mucho ojo con los precios. A veces están más baratos, otras veces no tanto.

Por ejemplo, en Mercado Libre vi la tuerca de la tina en $99 pesos. A mi en tienda me la dieron en $60 pesitos y con un consejo de regalo.

El derecho a reparar

En este punto había dos opciones, comprar la transmisión que ya es un gasto considerable o comprar una lavadora nueva que es mucho más considerable.

Me la jugué y opté por la primera opción.

Al momento de desarmar la lavadora me di cuenta de su sencillez. Sus elementos son relativamente simples, poca electrónica y lo mejor es que todavía existe un buen surtido de refacciones.

Y esto es posible porque el aparato se diseñó para repararse.

Los modelos nuevos tienen tantas piezas frágiles, complejas y sensores que hacen muy difícil la reparación.

Los fabricantes prefieren que compres un aparato nuevo a que lo arregles. Este fenómeno ocurre desde un foco led, un coche y no hablemos de celulares ¿Verdad Apple?

El proceso de rearmado fue laborioso, pero relativamente sencillo.

Un consejo más, usen silicon para sellar los lugares donde hay circulación de agua. En un aparato tan golpeado es necesario para ajustar algunas piezas como el sello de la transmisión o la bomba del agua.

¿Cuanto va a durar la reparación? no lo se, si dura de 3 a 5 años me doy por bien servido.

Espero no tener que volver a repararla, pero a lo mejor es posible. Con una lavadora de diseño reciente tengo mis dudas.

¿Ustedes que experiencia han tenido con sus lavadoras?

2 comentarios en “Como arreglé mi lavadora Easy ID System”

  1. Muy padre e ilustrativo el post lavatorio reparacional de hoy, me ha encantado.
    La lavadora que tenemos en casa acaba de cumplir su mayoría de edad, se me ha descompuesto unas 3 veces y siempre le llamé al técnico, excepto una sola vez, que estando muy embarazada de MiNene me lancé al centro por la perilla de lavado, la cual estaba quebrada de la base.
    Fuí primero al Mercado Juárez y de ahí me enviaron a una refaccionaria por la Carranza, me parece, ahí me dieron muy económica la pieza y me explicaron como la podía colocar yo misma, así lo hice y me ahorré al técnico. Nada que ver con lo tuyo, toda una odisea.
    Gracias por compartir tus buenos consejos Francisco.
    Un abrazo.

    Responder
    • Dichosa tú que tienes un técnico de confianza !!! Yo en lo personal lo tomo como reto, pero si tengo que confesar que ya me andaba rajando como los meros machos. Separar las tinas requirío de demasiada testosterona, le estoy muy agradecido a mi suegro, sin su ayuda no hubiera podido continuar con la reparación.

      ¿Por la Presidente Carranza? Me late que te refieres a Santa Lucía, esa tienda tiene todos los años del mundo vendiendo refacciones para el hogar. Curiosamente nunca contestaron mis mensajes de whatsapp.

      Gracias por pasar a comentar, me hubieras avisado para darle una barridita al blog. 🙂

      Responder

¡Me encantaría saber que opinas!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.